,

Rómulo Rozo ¿una vanguardia propia?

  • Estrechando la mano del rey: Rómulo Rozo entre España y Colombia (y de lustrabotas a héroe patrio).
    Christian Padilla. Doctorando en Sociedad y Cultura. Universidad de Barcelona.
  • Rómulo Rozo: un escultor colombiano en París.
    Michele Greet. Ph.D. en Arte Moderno Latinoamericano. Institute of Fine Arts. NYU.
  • Rómulo Rozo mexicanizado: contextos y concreciones para una trayectoria (1931 – 1943).
    Rodrigo Gutiérrez Viñuales. Profesor Titular de Historia del Arte. Universidad de Granada (España).
  • El neomaya de Rómulo Rozo: la integración plástica en el Monumento a la Patria (1943 – 1956).
    Marco Aurelio Díaz Güemez. Profesor de la Escuela Superior de Artes. Yucatán (México).
  • La saga de Rómulo Rozo ante la historia.
    Álvaro Medina. Ex-curador del Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Precio:$ 179.000

Acerca de

Este es el tercer volumen que dedicamos al escultor Rómulo Rozo (1899 – 1964), una figura apasionante y monumental que contrasta con su pobre representación en las historias del arte colombiano y su poca resonancia en nuestros museos locales. A pesar de todo, un artista determinante en el arte moderno latinoamericano que empieza a ser revisado por especialistas de otras latitudes como la trilogía que concluye con este libro lo comprueba. Al presentar el título de este libro a manera de una pregunta abierta nos proponemos poner algunas ideas en discusión ahora que hemos podido evaluar el legado artístico del autor de la hipnótica Bachué: si sus aportes como creador –contemporáneos y tan valiosos como aquellos del muralismo mexicano- dieron forma a una vanguardia propia en el arte local, si la hubo o fue un atisbo, si realmente Latinoamérica alcanzó la anhelada modernidad a su manera, o incluso si esto es o no relevante. Cinco perspectivas propuestas por autores que han abordado desde diversos ángulos cronológicos y geográficos a Rómulo Rozo darán luces para resolver esa pregunta, y -como se lo ha propuesto esta editorial desde su primera publicación-, apostarle al “lado B” de la historia y a aquellas narrativas perdidas en el tiempo.

También te puede interesar: